Del pueblo a la perrera

Como todo el dia estaba deambulando por el pueblo y todo el mundo me maltrataba, una alma caritativa me recogió y me llevó a una perrera cercana donde compartí jaula con otros perros. Ahi no duré mucho y una noche alguien se me llevo sin que los trabajadores de la perrera lo supieran. Como esos que se me llevaron no tenian buenas intenciones me volví a escapar y decidi volver al pueblo donde la gente no me queria y mi antiguo amo me maltrataba.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: